Dieta, Estilos de vida Saludable

La moda “Sin Gluten” Cada vez más gente que no es celíaca está eligiendo alimentos sin gluten.

A medida que ha aumentado el conocimiento en torno a la enfermedad celíaca, también lo ha hecho el número de productos y dietas sin gluten

¿Es real que hay más interés por lo “sin gluten”?

La prestigiosa revista JAMA Internal Medicine publicó en 2016 que desde que se conoce mejor la enfermedad celíaca han aparecido todo tipo de dietas sin gluten.

gluten

Los fabricantes de productos sin gluten han ampliado sus ofertas y nosotros también lo notamos cuando salimos a comer fuera de casa.

Bienvenidos a la moda “sin gluten”

El gluten es un conjunto heterogéneo de proteínas naturales presentes en la cáscara de ciertos vegetales, en especial los granos como la prolamina y la gluteína. El gluten supone entre el 80 y el 90% de las proteínas totales que encontramos en el trigo, proteínas pequeñísimas, que atraviesan todo tipo de estructuras celulares. Su calidad nutricional es bajísima, casi nula.Esto se debe a su pobre biodisponibilidad así como a su composición, en la que casi no hay aminoácidos esenciales necesarios para nuestro desarrollo.

Por qué "producto sin gluten" no es igual a "producto saludable"

Sin embargo, a pesar de su baja calidad nutricional, eliminarlo de la dieta no tiene sentido.

“A no ser que tengas una patología relacionada con él”

“Es aconsejable eliminarlo de la dieta de forma estricta si tienes enfermedad celíaca, alergia a los cereales con gluten o sensibilidad al gluten no celíaca, ya que la dieta de exclusión es el único tratamiento disponible para estas patologías”.

¿Qué dice ciencia sobre esta moda?

Hasta donde sabemos, no existe razón alguna para eliminar el gluten de la dieta (si no hay enfermedad). La evidencia científica, a día de hoy, no muestra ningún tipo de problema asociado a esta sustancia en personas sanas. Como proteína, el gluten tampoco tiene beneficio alguno. Por tanto, retirarlo o mantenerlo es una decisión relacionada, casi exclusivamente, con las propiedades organolépticas del alimento.

A todo esto hay que añadir el elevado precio que tienen los productos sin gluten, Por el contrario, además de la cuestión del gluten, los productos sin gluten no son más sanos en sí mismos. Por tanto, en muchos casos, cuando no hay patología, la decisión de eliminar la proteína de la dieta no está justificada en ningún sentido.

Te puede interesar:  10 pasos indispensables para tu dieta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuidate con estos productos de belleza