Sexualidad y pareja

Que es ser sapiosexual?

Seguramente te pasó. Quedas con un chico, piensas que es guapo. A continuación empieza una conversación que, de a poco, se transforma en el más destacable trueque verbal de toda tu vida. Y no exageramos. Sus expresiones, sus oraciones, sus movimientos, su lenguaje corporal… todo te atrae. Y no como una cualidad mental, sino como algo físico. Tu deseo sexual se despierta y cuánto más habla y se expresa, más deseas acostarte con él. Si acabas de suponer “ah, sí, claro: eso me pasó”, poseemos una novedad que ofrecerte, eres sapiosexual. Te sientes atraída por las mentes más que por el físico.

Y no es un criterio nuevo. El concepto, se acuñó por primera oportunidad por un usuario usuario de LiveJournal en 1998. Sin embargo, fué en este momento cuando se convirtió en algo ‘mainstream’ ya que las apps de citas lo han agregado en sus especificaciones

Y no, no te equivoques, ser sapiosexual no tiene que ver con una orientación sexual, sino de una condición que transporta íntrinseca la atracción sexual por alguien que consideras capaz. Los sapiosexuales se sienten llamados por personas capaces y no siempre sabiendo sus estudios, sino más citando a su manera de razonar, que tiende a ser creativa, excitante y para nada plana u aburrida. Algo que mantiene vivia la llama más tiempo, y provoca que estas personas desarrollen enlaces más poderosos. Inclusive, el sexo puede resultar más placentero.

¿Hay diferencias entre hombres y mujeres?

La verdad es que sí. Hay más sapiosexuales mujeres que hombres. ¿Por qué? Las mujeres piensan el intelecto como una cualidad de mayor relevencia en el momento de seleccionar pareja que los hombres, por lo cual si estamos hablando de números, siempre va a existir (de momento) un más grande porcentaje de mujeres que se sienta identificada con esta condición.

Te puede interesar:  ¿Cuáles son las fantasías sexuales de las mujeres?

Algo más resaltadas de las parejas consideradas como sapiosexuales es que las relaciones tienden a ser más largas y varios menos aburridas. Estas personas tienden a ser creativas, elocuentes y dispersas, lo que provoca que llegado el instante más “ordinario” en el avance de la pareja, oséa, cuando ya se conoce a la otra persona y no hay “nada nuevo”, estas personas tienden a ofrecerle la vuelta a la circunstancia y volver a prender la chispa.

Tambien hay cosas en contra

¿Qué pasa cuando la gente están solamente fijadas en el palno intelectual? Que tienen la posibilidad de tender a idealizar a la otra persona de forma exagerada y además, son muy proclives a vivir amores platónicos debido a que acogen una condición de “ser inferior” comparándose con su pareja, hecho que no apoya al futuro de la relación de ninguna de las formas.

Si te has sentido identificada… sin lugar a dudas, eres sapiosexual. Y estás de suerte, porque se ve que en Tinder hay bastantes, eso, según las biografías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuidate con estos productos de belleza